Balance de Hoteleros sobre la temporada

balance-hoteleros
La Asociación Hotelera y Gastronómica de Villa Carlos Paz (Ashoga) realizó este miércoles un balance de la temporada de verano 2015-2016.

La conferencia de prensa estuvo encabezada por el presidente Guillermo López Novoa, el vice Mario Sansone y la secretaria Carolina Sacilotto. Participaron, también, otros integrantes de la comisión directiva y Revisora de Cuentas de la institución.

En este contexto, López Novoa precisó que el porcentaje de plazas ocupadas ese año fue del 66 % en enero y del 52 % en febrero, contra el 77 % y 61 % respectivamente en el verano pasado. Y señaló que la gran cantidad de turistas que fueron a Brasil fue uno de los motivos principales de esta caída de casi diez puntos.

“Los números cantan claramente lo que nos pasó. Nos están diciendo, ‘muchachos, cuidado’. Este país necesita un período largo de recomposición económica, y debemos ser lo suficientemente capaces e inteligentes como para traer nuevas cosas, y apoyar desde la secretaría de Turismo a la institución que sea para que Carlos Paz tenga mensualmente un evento importante a los efectos que la ciudad esté permanentemente en movimiento, y que la temporada baja no sea tan dolorosa económicamente hablando”, afirmó a La Jornada.

Sobre la merma de diez puntos en la ocupación de este verano respecto al año pasado, advirtió que aun así, “en Carlos Paz no hemos sido tan perjudicados como la costa atlántica por esta gran emigración de turismo”.

De todos modos, sostuvo que la temporada fue “muy corta”.

“La primera semana de enero fue muy floja, la segunda más o menos, la tercera fue relativamente buena y la cuarta se mantuvo. Febrero tuvo una primer semana floja, después un fin de semana de carnaval brillante, y después decayó. Entonces cuando uno hace un número final, la temporada real anduvo dentro de los 45 días, y nos los 56 que uno tenía estimativamente en la memoria”, subrayó.

Contra la actividad informal

Otro de los temas que se abordó en el encuentro con los medios tiene relación directa con la actividad informal que se presenta como una amenaza muy seria para el sector.

En este sentido, se destacó que tanto López Novoa por los hoteleros, como Sansone por los gastronómicos, integran el nuevo departamento Informales que puso en funcionamiento la Federación Empresaria Hotelera y Gastronómica de la República Argentina (Fehgra).

“La informalidad está cambiando la industria del turismo”, expresó Sansone.

Sacilotto, por su parte, detalló que un estudio realizado por Ashoga a partir del cruzamiento de datos de la oferta que aparece en internet con el padrón de Industria y Comercio y los registros de la Agencia Córdoba Turismo, determinó que en Villa Carlos Paz existen al menos 233 establecimientos informales.

“Presentamos ese informe al secretario de Turismo, al intendente y al Concejo de Representantes. Hemos pedido ayuda y responsabilidad en el control para competir en condiciones de igualdad”, dijo, en relación a la carga tributaria que los establecimientos no registrados no pagan.

Asimismo, detalló que en la ciudad existen unas 30 mil plazas formales, contra ’60 mil y creciendo’ informales.

“Cazan en el zoológico”, graficó López Novoa en cuanto a la decisión de los gobiernos de aumentar la presión fiscal sobre los registrados, en vez de salir a incorporar más establecimientos al sistema.

“Si hicieran eso, las tasas tenderían a bajar”, estableció Sansone.

“La actividad hotelera y gastronómica está en crisis”

“No cabe ninguna duda que la actividad hotelera y gastronómica está en crisis en todo el país, no sólo en Carlos Paz. Y eso genera nuevas formas de hacer negocios. No todas son legales pero tampoco ilegales, sino que son informales y atentan contra la competitividad”, apuntó el vicepresidente de la Hotelera. Y agregó que en la comisión de Informales de Feghra “nos encontramos con la sorpresa de que no se trata solo del alojamiento, sino que también hay un crecimiento importante de la gastronomía informal”.

“Capital Federal y parte de Santa Fe tienen un problema serio con este tema. Hay una intención de muchos municipios de generar polos gastronómicos en lugares públicos lo que genera una luz amarilla, porque cuando el Estado compite con el privado es también una forma de competencia desleal”, acusó.

De allí la importancia del nuevo departamento de la Federación Hotelera y Gastronómica nacional.

“El tema es preocupante. Será una tarea lenta porque las conclusiones de esa comisión se llevarán al congreso de la nación”, adelantó Sansone.

Sobre el diálogo con el municipio, se ilusionó con que “se cumpla con la agenda planteada”.

Y en torno a las diferencias en las cifras de ocupación, hizo alusión a “la eterna discusión” por los porcentajes.

“Llegó el momento de ver si podemos decir en conjunto que la temporada fue muy exitosa o no tanto, y sincerarnos para seguir trabajando en conjunto.

Y cuando no es tan exitosa como ha ocurrido ahora, poder decir que estamos trabajando para mejorarla. Esa es la intención. No queremos seguir con datos marketineros que todos los necesitamos y podemos contribuir, pero no exageradamente para que la realidad nos haga trabajar en el problema concretos que es que necesitamos ocupación porque la economía de la ciudad gira alrededor del turismo”, finalizó. fuente